Mario Ruíz, gerente médico de la CCSS, informó que ya no se cuenta con el personal de salud suficiente para tratar a los pacientes con COVID-19, y que la institución sufre una escasez en el recurso humano capacitado por el colapso hospitalario que vive el país.

«El recurso humano está saturado y llegó a su tope, ya no tenemos de dónde sacar más personas especializadas”, explicó Ruiz.

Román Macaya, presidente de la CCSS, también se pronunció, y mencionó que lo alarmante es que aparte de la escasez de camas, también hay escasez de personal médico.

«Es muy difícil contratar personal porque no hay disponibilidad de especialistas ni enfermeros con experiencia para pacientes críticos. Estos son recursos limitados y es difícil encontrar personal que no esté ya trabajando en la atención a la pandemia”, explicó Macaya.

Pese a que no se cuenta con la cantidad suficiente de médicos, la Caja se está organizando de la mejor forma para poder atender a todos los pacientes críticos con COVID-19.

Por último mencionó que la problemática no se puede combatir fácilmente por más que se desee, ya que el país no cuenta con más especialistas para atender la Unidad de Cuidados Intensivos.