Los vecinos del distrito de Volcán, en Buenos Aires de Puntarenas, ya cuentan con un nuevo puente vehicular en la comunidad de Sabanillas, el cual había sido dañado en 2017 por la tormenta tropical Nate.

Este puente, que además cuenta con un paso peatonal, beneficia a alrededor de 514 habitantes de las comunidades de Sabanillas, Cordoncillo y Altamira.

Con una inversión de más de ₡389 millones de la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE), la obra se llevó a cabo gracias al enlace de esfuerzos entre esta institución y la municipalidad de Buenos Aires, que fungió como Unidad Ejecutora del proyecto.

Para estas comunidades, el puente es un punto estratégico, ya que constituye el acceso principal a Sabanillas de Volcán, al tiempo que potencia las actividades productivas de la región como el turismo ecológico, la agricultura, la industria y el comercio, y el acceso a servicios bancarios, EBAIS y clínicas de salud.

Rafael Ángel Chacón Barboza, líder comunal de Sabanilla, aseguró que esta obra devolvió la esperanza a la comunidad. “A partir de la construcción del puente se habla de proyectos de vivienda, de aumento en la siembra, de solo progreso. Antes no teníamos paso y las personas se estaban yendo de la comunidad, dejando todo en abandono. Ahora están regresando y ya el ambiente está volviendo a ser incluso mejor que antes”.

Por su parte, Alexander Solís, presidente de la CNE, señaló que “la construcción de este puente fortalece la inversión en la zona, ya que la estructura se encuentra en un punto de tránsito importante, lo que beneficia a los productores agrícolas y ganaderos, y a quienes desarrollan el turismo”.

Deja un comentario