“No quisiera publicar estas fotos porque fue un dolor muy duro para mí, pero lo hago para que los niños tomen conciencia, esto no es un juego, esta pasando con este niño que ven ahí, es mi hijo”.

“Jugó toda la noche hasta las 10:00 p. m. ese juego tal Free Fire que le ocasionó un choque al cerebro, teniendo convulsiones en dos ocasiones. Cuando el médico me pregunta por las actividades que había hecho el niño en la noche, le comente y me dijo ese juego tiene rayos magnéticos y el juego como tal estresa mucho a la persona, eso ocasionó choques al cerebro que le causó convulsiones”.

“Niños, ¡CONCIENCIA! hoy le paso a mi hijo, gracias a Dios yo estaba con él en el momento convulsionó, estaba dormido, él no supo ni qué fue lo que le aconteció. Quedó medicado, no sé si el resto de su vida…”

“Que Dios no quiera hasta que le hagan los estudios para establecer qué daño le ocasionó ese juego en la vida de mi hijo.
Tomen conciencia niños que uno de mamita es la que sufre se lo digo de experiencia”.